martes, 10 de julio de 2007

Encuentro subterraneo

El viernes me junté con maquinistas y empleados del Subte. Fue un encuentro muy bueno. Escuché que les pasa a ellos todos los días. Cuando me presenté, les dije quien era y que hacía. Sentí una gran comunión. Ellos también Viajan como el Orto.
Son la cara visible de una empresa. No son los culpables del estado deplorable de los subtes, trenes y colectivos.
Me dieron un informe de condiciones de trabajo y salud de trabajadores de subterráneos. Cada año los empleados realizan una serie de pruebas psicofísicas y psicotécnicas. A continuación transcribo algunos resultados de los talleres realizados con trabajadores de la Línea D.
"Dibujé el coche todo rojo por el calor", " Estos fierros se van a romper en cualquier momento", "Yo dibujé el rojo por el peligro, porque en general todos los coches tienen problemas técnicos" , " Las condiciones en que se encuentran los trenes y las vías no son las óptimas para transportar con seguridad a la/os pasajeros y para nuestra propia seguridad física y mental" , " El trabajo da sueño, creo que por la falta de oxígeno", " Cuando me voy estoy más alegre, puedo ver el sol y la luz del día".

La verdad que esta muy bueno escuchar diferentes campanas de una situación en común.
Quizá cuando nos demos cuenta que todos estamos tirando para el mismo lado, y nos unamos más, no sufriremos tanto.
Nos tenemos que dar cuenta que nos estamos peleando entre nosotros.

10 comentarios:

Dulcinea dijo...

Cande: Ocurre que más de una vez esa guerra entre "usuarios" y "trabajadores del subte" es fomentada por los medios de comunicación. Sería bueno que nos demos cuenta que hay que encarar una lucha en contra de lo injusto, tratando de tomar todos el mismo camino y darle una patada en el trasero a aquellos(de traje y corbata "formadores de opinión"), que fomentan la división y no saben los que es trabajar bajo tierra, en el ambiente contaminado, respirando mal, llenándote los pulmones de hollín, y llegar con las manos negras a tu casa. La situación debe cambiar por los trabajadores del subterráneo y por los usuarios, que también son trabajadores.

Con cariño

Laura

(Me tomé el atrevimiento de ponerte entre mis links porque me gusta mucho lo que hacés y hay que difundirlo!!!)

El viajante dijo...

Con el estado lastimoso de los coches y las vías de trenes y subtes, si no ocurre una desgracia es que Dios no lo permite.
Creo que la peor parte en esto la tienen los trabajadores que dan la cara y tienen que prestar un servicio de mierda del cual no son responsables.
Sería bueno que las protestas comiencen a hacerse mancomunadamente entre usuarios y trabajadores en reclamo por mejoras en el servicio tanto como en las condiciones laborales.

Papas a Caballo FM dijo...

Un par de puntos,
Tu blog es bueniiiiisimo, al fin encontre gente como yooooo!!!!!
Todo bien con los laburantes, pero a veces te contestan de tal forma que los queres matarrrr...hay muchos errores que son de ellos, más allá de que la empresa sea hiperexplotadora...
Como sobreviviente de Cromagnon me destroza saber que día a día no existen más Cromañones pq Dios es enooooooorrrmeee, dado qeu en este país, TODO, ABSOLUTAMENTE TODO en materia de seguridad, pende de un hilo...cada día más endeble...
Te sumo a mi link...si te cabe, pasate por el mío...

Javier dijo...

Completamente de acuerdo con lo dicho en el post, o como se diga, los trabajadores de las empresas de transporte no son 100% culpables de las deficiencias de sus medios. Es verdad que muchas veces en este pais en una infinidad de actividades se opera con materiales de pesima calidad, en condiciones infragumanas y que se "hace lo que se puede con lo que se tiene". Por eso me parece condenable caundo los usuarios insultan a los empleados, maquinistas o pero aun destrozan trenes o los prenden fuego. Al fin y al cabo los que nos jodemos somos nosotros y no el empresario que controla la empresa que, como lei en un sarcastico comentario anterior, seguramente ni viaja en tren...

Por otra parte lamentablemente como pasa en todos los ambitos de la vida, tampoco todos los empleados intentan hacer las cosas bien todo el tiempo, y a veces sus acciones contribuyen a fomentar que se los trate mal. Por ello creo que como usuarios debemos saber separar los empleados de los empresarios para hacerles los reclamos que corresponden al servicio y los empleados hacer lo que le corresponde lo mejor que puedan. Si cada uno desde su posicion hace las cosas bien, a la larga quedaran en evidencia quienes son los que no estan haciendo lo que deberian.

Es importante saber que la realidad nunca es del color que nos la pintan. Nunca hay vitimas 100% inocentes asi como tampoco hay hombres 100% mlavados. El problema es muy complejo para poder enfocarlo desde un solo espectro. Tiene varias deimensiones cultural, educacional, economica, social, etc. y se requeriria un trabajo bastante amplio y una gran voluntad politica y compromiso social para cambiar la realidad esta. Pero como sabemos es mas comodo seguir como estamos, que cada tanto muera alguien lo vamos por la tele y digamos que horror, que barbaridad pero a los tres dias sigamos como siempre.
Bueno me fui un poco del tema...jeje
muy bueno el espacio y el trabajo que haces, me estoy convirtiendo en un fanatico de esto jaja. cualquier cosa que necesites estoy a tu disposicion.

julie delpi dijo...

siempre esta bueno escuchar...

raas dijo...

Hola Viajé como el Orto, te mando esto que quizá tenga que ver con eso que planteás en el post de que 'cuando nos demos cuenta que pateamos para el mismo lado...'

El sistema funciona mal, los trenes también

"Cuando los pobres luchan contra los pobres, los ricos tienen los mejores motivos para alegrarse. No se trata únicamente de que la perspectiva de los que sufren firmen un pacto contra los culpables de su miseria. Existen razones menos banales para la alegría: razones específicas del nuevo carácter de la jerarquía global del poder. Como ya se ha indicado, ese nueva jerarquía funciona mediante una estrategia de desvinculación que, a su vez, depende de la facilidad y velocidad con la que los nuevos poderes globales sean capaces de moverse, desligándose de sus compromisos locales a voluntad y sin previo aviso y dejando a los locales y a todos los que queden detrás, la abrumadora tarea de recomponer los destrozos." Zygmunt Bauman (1)

Es el tercer acto del grupo de usuarios 'Pasajeros del Roca' en donde se insiste en la necesidad de rescindir el contrato de Metropolitano S.A. (de Sergio Taselli). Claro que para esto hay mil trabas burocrático-político-sociales de orden sumamente importante, como ser el propio Gobierno, la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Trasnporte), y por supuesto los propios usuarios, siempre danmificados y muchas veces pasivos antes los desastres y desatenciones acostumbrados de parte de las entidades mencionadas. Hasta que ocurre lo del Martes con destrozos generalizados, amplia y sobradamente justificados.

Lo que hay que preguntarse ahora es cómo sigue esta empresa neoliberal, vaciadora, explotadora, incumplidora, subsidiadamente fuertemente por el Estado en 260.000 millones de pesos anuales.

Es decir, cómo sostiene la gran farsa, el enorme negociado que mantienen tanto la empresa Metrpolitano S.A., el Gobierno, la CNRT (que más bien parece un cuadro muy bien pintado y nada más) en estas condiciones?

Esto es un debate mucho más amplio que incluye, por supuesto, a otros sectores de la vida cotidiana, como ser, la luz, el gas, los teléfonos, los impuestos, el trasnporte, etc... Evidentemente es un tema más que general, 'natural' y diario, que la sociedad, en su conjunto se empecina en mantener (alguien dirá que es muy dificil luchar contra las estructuras del imperio) a pesar de los altos precios, los malos servicios -que varían de una a otra zona-, las cargadas y las grandes dificultades que hay a la hora de realizar un reclamo, que desde la última etapa del capitalismo corporativo -década del ochenta para acá- se mantiene casi exclusivamente mediante la vía telefónica, ya no el trato persona a persona de hace unas pocas décadas atrás.

Esto es sumamente gratificante para las grandes corporaciones que ven como su poder se acrecienta, y sus ingresos, en lugares lejanos (países, regiones) donde la pobreza es un número más, ofrecido como espectáculo diario y donde las protestas y acciones efectivas de boicot, sabotage, acción directa, bloqueo de acceso, etc... muchas veces llevadas a cabo por los trabajadores y trabajadoras, de vez en cuando y en algunas empresas, se oponen al vaciamiento general, a la desidia institucional (estatal y privada) y deciden poner el pecho para cambiar la situación.

Ocurre en los hospitales, por el liso y llano plan de vaciamiento (orquestado mundialmente por el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo, los fondos buitres, y básicamente los Estado-empresas de casi todo el mundo) y el auge desmedido de grandes, medianas y pequeñas empresas de medicina prepaga, que más bien son un sostén ilusorio -a veces no- para gente que puede afrontar el gasto de 'seguro médico' mensual del grupo familiar, ofreciendo - a los clientes- una gama cada vez menor de 'servicios' y no se garantizan 'derechos adquiridos' supuestamente en las Constituciones y en muchos tratados internacionales, que sólo alimentan el 'verso' de los Derechos Humanos elementales. Ni hablar para la gente que no tiene siquiera comida, vestimenta, casa, etc...

“El individuo que solicita tratamiento en una entidad pública comienza a entender que la figura de derecho dentro de la democracia contemporánea, mutó de ciudadano a consumidor. Aquel que por el mero hecho de ser ciudadano tenía derecho a recibir atención médica digna, sospecha que podría elevar el nivel de esa dignidad si transformara su situación de ciudadano a consumidor.” Victor Malumián (2)

La mentira llega al extremo de hacerle creer a porciones muy grandes de la población que en otras latitudes, países o regiones estas situaciones no son posibles, ni siquiera imaginables, entonces muchas veces se escucha decir 'esto en un país en serio no pasa' Y es posible que no suceda tal cual acá, pero porque la culturización es tan profunda, extensa y efectiva que los mismos usuarios, consumidores, ciudadanos, personas expulsadas de todo bienestar mínimo, desean que este territorio sea como aquellos, en los que les gustaría vivir y disfrutar. Pero no saben que para que esos países y regiones sean como son necesitan de una maquinaria de control, explotación, guerra y ganancias obtenidas muchas veces fuera del territorio mismo en donde los un sector importante de ciudadanos gozan de reponer su heladera tanto como les plazca, cambiar la computadora cada año y medio, reponer el mobiliario a antojo, mantener dos automóviles, etc. Necesitan pues, de beneficiarse a costa de otros países o regiones -hombres y mujeres con sobrecarga horaria, bajos salarios, mal trato, persecución y muerte- que permiten mantener el nivel 'alto' de consumo, confort y falsa seguridad. Esta acción 'culturizadora' no es nueva ni mucho menos: ya los conquistadores españoles y portugueses -por mencionar sólo América- lograron imponer a sangre y fuego sus creencias por sobre todas las existentes en estas tierras del 'nuevo mundo', que lograron en cierto modo, algunas mantener, no sin sincretismo, las cosmoviones anteriores al cristianismo español y el portugués.

Volviendo al tema de los ferrocarriles se puede decir que la situación está más que delicada, puede ocurrir un accidente de consecuencias inimaginables si un tren de Metropolitano S.A. o TBA en hora pico chocan de frente o descarrilan a alta velocidad. El hacinamiento en dichas franjas horarias es insoportable y considerablemente aterrador. Hay que anticiparse al Cromañón ferroviario, ya que no sólo los trenes no están dotados de salidas de emergencia, dudo mucho de que los botoncitos que existen en algunos vagones vayan a funcionar en caso de accidente, sino también que los vagones superan por mucho, aunque no soy un experto en el tema, el peso aceptable para trasnportar personas a grandes velocidades. Imaginar solamente que un vagón pueda llegar a descarrilar debería causar espanto. La capacidad de un vagón con gente sentada es de un poco más que de 55 pasajer@s (dependiendo de la línea, de ese tren en particular); sumado a esto la cantidad de gente que viaja prácticamente como un bloque masiso de carne y hueso, la cuenta puede ser fatal. Además no existen salas de ayudas médicas mínimas, las rampas y accesos para personas con capacidades diferentes tampoco, la frecuencia de las formaciones es francamente una cargada en horarios de alta circulación. En fin, una serie interminable de malas formas y de construcciones no apropiadas hacen de los trenes un lugar de inminente peligro, una potencial tragedia andante.

Por eso y mucho más, grupos de usuarios, hasta ahora incipientes y mínimos, se vienen organizando para tratar de mejorar la situación general de los mismos, aunque hasta ahora el método elegido para tal fin haya sido la junta de firma básicamente, cosa que como se sabe inconscientemente al menos, podrá rellenar los despachos de alguna secretaría y/o demabular de un lugar a otro, como si fuera una papa caliente que saben desechable en cualquier momento. Pues bien, para mejorar la situación general hace falta el apoyo, el cuerpo y la mente de muchas personas, obteniendo de este modo una fuerza organizada real capaz de persionar al límite de cambiar una consesión por algo mejor. Pero como estamos 'acostumbrados' en el mundo de 'Argentina' (3), sabemos que las consesiones, los tratados, los contratos, los pactos siempre benefician a la gente del poder económico con un coste mínimo a pagar por eso. El Estado argentino, Kirchner & compañía, saldrá, en caso de rescindir el contrato, poner paños fríos, a echar culpas sobre la empresa, a hacer lo habitual: seguir manteniendo todas las estructuras de poder, pero con gestos y discursos ampulosos y maniqueos; y poner a 'funcionar' nuevamente una empresa que obtenga jugosas ganancias, con poquísima inversión.

Los enfrentamientos del Martes 15 en Constitución deberían sentar el precedente, de que después de los métodos pasivos, 'pacíficos' e institucionales, pueden llegar a incrementarse en violencia si la situación sigue siendo de grave a gravísima. El no pagar el boleto puede ser uno de los caminos que les duela un poco, tal vez, a la empresa y al gobierno, aunque sabemos que las ganancias están garantizadas sobradamente. Acompañar el 'pasar sin pagar' con organización real, con acciones de propaganda, volanteadas, grafittis, intervenciones y roturas de publicidades dentro y fuera de los vagones pueden completar la escena para sembrar el caos 'médiático' y el contagio masivo, siempre tratando de realizar las mismas en compañía de otras personas. Si una cantidad considerable de gente no se une para dicho fin, habremos perdido nuevamente otra batalla contra la aniquilación del planeta y seguiremos padecienco la tristeza y el agotamiento de tener siempre que pelar con otros pobres.

“Cómo sucede que la gente que tiene el poder, en cualquier dominio, tenga necesidad de afectarnos de tristeza? Las pasiones tristes como necesarias. Inspirar pasiones tristes es necesario al ejercicio del poder" Gilles Deleuze

Las fuertes relaciones jerárquicas de poder que dominan a las personas -inspiradas en el libre mercado, la ganancia, la individuación alienante vienen de tiempos remotos- en el mundo no permiten ilusionarnos, ya que mientras millones de personas son arrastradas al hambre, a sufrir invasiones militares indiscriminadas y sostenidas en el tiempo para mantener el status quo de países y sociedades 'avanzados', aún así debemos intentarlo.

Por eso recomiendo un documental que puede birndar una imagen, una idea, más cabal de cómo funcionan el primer y el tercer mundo, mutuamente dependientes: La Pesadilla de Darwin (4).

"¡Torres satelitales en un pueblo donde la gente no tenía para comer! ¡Sin duda, ésa es una manera bizarra de salvar la brecha tecnológica para ayudar a los golpeados por la pobreza a que se unan al boom de los celulares! En un país (India), que por sí sólo alberga a un tercio de los indigentes del mundo, el hambre y la muerte por inanición ya no despiertan compasión ni reacción. Las noticias sobre muertes por hambre ya no adornan las tapas de los diarios. El hambre, en realidad, es una no cuestión. Es algo que debemos despreciar, algo que debemos ignorar. Después de todo, la élite no tiene por qué arruinar su desayuno mirando fotos de hambrientos esparcidas por las tapas de los diarios." Devinder Sharma (5)


Notas:
(1) En busca de seguridad en un mundo hostil, de Zygmunt Bauman http://10milmillones.nireblog.com/post/2007/05/11/el-capitalismo-corporativo-avanza-sin-pausa
(2) Cinco aristas sobre el Estado insalubre, de Victor Malumián http://10milmillones.nireblog.com/post/2007/02/21/el-mercado-es-amor-y-senor-del-mundo (3) * Póngale Paquistán, India, Bolivia, Ecuador, Polonia, México o cualquier otro territorio del mundo 'poco desarrolado'
(4) De Hubert Sauper, del año 2004 http://www.nodo50.org/tortuga/article.php3?id_article=3223
(5) El negocio del hambre de Devinder Sharma http://10milmillones.nireblog.com/post/2007/02/22/capitalismo-y-miseria-la-unica-moneda

Nota relacionada:
http://argentina.indymedia.org/news/2007/05/518481.php

Anónimo dijo...

Lamentablemente los que pueden hacer algo no van a despertar hasta que choquen trenes o se descarrilen.

bastante lamentable saber que cualquiera de nosotros puede no estar mañana por estas razones.

Saludos, excelente blog.

kvkfotos dijo...

Hola como va.
Bueno, felicitaciones a todos los que escribieron acá arriba.
Queria contarles algo que me pasó el viernes pasado.
Tenia que ir al Tigre, para realizar un trabajo, entonces decidí tomar el tren (RETIRO TIGRE DE TBA), subo en la estación Belgrano C, ya de movida el tren llegó unos minutos retrasado.
Llega, arranca, y al rato, en la estación Martinez se detieen y no arranca, por altoparlantes se oye, a los 5 minutos de haber parado que el "tren condestino a tigre se encuentra demorado por pasajero descompuesto".
Y bueno que va ser, nso puede pasar a cualquiera, no? un desmayo, una descompensación, lo que sea que demande alguntipo de asistencia médica.
YO estaba contrareloj, porque tenia que tomarme una lancha a las 14, que esas si llegaste a las 14.01 ya no están.
Tuve que bajarme, obviamente no tenia tiempod e ir a pedir que em reintegren el pasasje.
Segúnmis calculos y consultando loshorarios del tren, con el que yo me habia tomado, llegaba con 20 minutos de sobra, osea 13.40 (tiempo que uno tiene que preveer, proque al tren se le ocurre parar en cualquier momento, y uno encerrados en esos vagones herméticos sin ventanas que puedan abrirse tiene que esperar tranquilo)
Si me tomaba el 60 ni de casualidad llegaba a las 14 ,entonces, llamo a mi cliente y le pregunto cual es la mejor opción y me dice, "tomate un remis que te lo pago" (el valor del viaje eran $ 22)entonces a las 4, 5 cuadras encuentro una remisería y le consulto si llegaba para tomar una lancha a las 14, claro , al ser tan punutales, deberia estar al menos 3 minutos anteso 2 al menos, y el tipo me dice que si, que llegabamos, medio jugado, me subo al auto,el tránsito no ayudó, los semáforos tampoco, llegue 14.03, obviamente la lancha no estaba, y ya no tenía otra opción para ir a realizar mi trabajo, que era ir a sacar unas fotos.
Ya resignado, vuelvo a la Estación de tren de Tigre y estaban anunciando que el tren con destino a Retiro no salia desde alli, que solo funcionaba apartir de San Isidro, porque cartoneros estaba cortando las vias, bueno, ya no teniamas tiempo para perder, y me iba adirigir a tomar el glorioso 60, de todos modos antes consulto en boleteria por la situación de mi viaje de Ida y le pregunté que habia pasado, me dijo "habia una persona descompuesta en el tren" y yo le consulto, sin ganas de ofender a esa persona descompuesta , sino hay posibildiades de bajarlo del tren, y asistirlo afuera, no por mi, sino por todo un tren lleno de gente que, algunos con mas apuro y obligaciones que otros, se vieron en la misma situación que yo.
Me dijo que TBA no dispone de un servicio propio de Asistencia médica, por lo que hubo que esperar a que alguna ambulancia aparezca y pueda finalmente atender a esa persona.
perdón por la extensión pero queria comentarles ésto que me pasó.
Para terminar le pedi que me retribuya el pasaje de vuelta, y me fui a tomar el 60, una horita sentado, casi dormido, y con varias horas perdidas gracias a TBA.
saludos Cande

Rolanda_Anda dijo...

Qué interesante...! y tal cual, ellos son sólo la cara visible, no tiene la culpa. aunque me revienta que no haya servicio los días de paro, mejor que nos hagan pasar gratis (y no lo digo de tacaña, me refiero, mejor que el servicio siga andando pero que busquen otras formas de protesta, cuyas causas todos apoyamos...)

pd: dos cosas que no entiendo... y que sólo escuché de oido, nunca lo vivi, pero no puedo creer...
1- el desastre que es el 60
2- el mal servicio del tren retiro-tigre...

MAR dijo...

Me gusta esta idea.
"los usuarios" (de todas las cosas) parecemos desconectados de eso que pagamos por usar; debe ser que como no trabajamos juntos y solo nos vemos las caras, no nos parece que "estamos juntos sobre las mismas ruedas y rieles" todos los dias.
Somos muy poco solidarios todos los días. Trabajadores y usuarios queremos hacer pagar al otro nuestra frustracíon y bronca.
Saludos